El rincón del rojiblanco

Blog deportivo para hablar de fútbol, ciclismo y otros deportes

Posts Tagged ‘Fernando Torres

Un acto de fe

leave a comment »

Parecía que todo estaba preparado. Noche lluviosa y desapacible, gradas a medio poblar y una temporada sin la brillantez de las anteriores. El Atlético de Madrid parecía tenerlo todo perdido y muchos trataban de volver a enterrarlo, muchos están deseando que termine este ciclo, tendrán que esperar a mejor ocasión. El Atleti volvió a resurgir, está vez en la victoria, ganó el partido en 3 minutos cuando parecía imposible. El equipo rojiblanco sigue con su acto de fe tras su eliminatoria copera y no se dio por vencido por más que todo pareciera ir en contra. Sigue en la lucha en la zona alta de la tabla y no se da por vencido.

Salía el Atlético de Madrid bajo la lluvia con Gabi y Lucas en el 11, el capitán volvía para apuntalar el centro del campo y Lucas suplía la lesión de Godín. Comentábamos en la anterior entrada el buen partido de Lucas en el Camp Nou tras una difícil semana, el domingo volvía a realizar una demostración de aplomo y carácter, a pesar de alguna indecisión, Lucas cumplió perfectamente con su papel, como ha hecho siempre desde que debutó con la rojiblanca, incluido aquel partido de semis contra el Bayern donde se doctoró como gran central. A ese saber estar ayer sumó otras virtudes, la garra y las ganas de ganar, se puede convertir en un central de época si pule algunos defectos y sobre todo su comportamiento fuera del campo.

Empezaba mal la noche para el Atleti, a poco de empezar el partido el Celta botaba un corner, despejaba mal Moyá y Cabral hacía el 1-0. Esta siendo Moyá un gran fichaje para el Atleti, llegó con dudas, tras una mala experiencia en Valencia y con la difícil misión de hacer olvidar a Courtais y allanar el camino de un inexperto Oblak. Cumplió con creces hasta su lesión, desde entonces Oblak agarró la titularidad para no soltarla. Entonces esperó paciente su ocasión y ha rendido de manera magnífica en su papel de portero suplente, uno de los más difíciles en el mundo del fútbol. Una pena que este error empañe su desempeño, es lo que tiene ser portero.

Acusó el Atleti el gol, merodeaba la línea de tres cuartos pero no profundizaba. Hasta que apareció Torres, el eterno Torres volvía a su carnaval particular de Febrero. El niño Torres, al que algunos atléticos (no muchos) querían empaquetar a China, recibió un balón, lo controló, se le quedó a media altura, y de espaldas, dibujó una chilena maravillosa. Una parábola lejos del alcance de Sergio y de cualquier otro portero que hubiese defendido esa portería. Torres se volvía a reivindicar ante todo el mundo, los que nunca lo quisieron y los que últimamente habían dejado de creer en él. Y estalló el Calderón, un estadio que celebra los goles de su ídolo de una manera especial, una afición que se frotaba los ojos de felicidad al ver que uno de los mejores de la Liga lo había metido Fernando Torres,  una de las mayores leyendas rojiblancas.

Se desató el Atleti, se encontraban Koke y Saúl, Torres se peleaba con todo defensa celeste que saliera a su camino, Griezmann y Carrasco buscaban resquicios en el bien armado equipo vigués.

Tras una internada de Juanfran y Koke por la banda derecha, Carrasco era trabado en el área. Penalty tan riguroso como clara fue la caída de Torres unos minutos antes. Carrasco, que está pasando un momento difícil, se adueñó del balón para lanzar desde los 11 metros. Pero Torres tirando de jerarquía le dijo que era para él. Lanzó al travesaño y aumentó el desasosiego en el Calderón y la carnaza para sus detractores.

El Celta devolvía el golpe y Jozabed mandaba un buen chut al poste, el partido se convertía en un correcalles, lejos de los cánones del juego del Atleti del Cholo y más cerca del tipo de juego del Celta. En una contra muy bien llevada por Griezmann, Carrasco disparaba muy centrado y Sergio lo repelía.

Se llegaba al descanso con empate y con la sensación de haber dejado escapar la oportunidad de encarrilar el partido.

Seguía intentándolo el Atleti en la reanudación aunque sin tanta claridad, el equipo empezaba a descoserse y el Celta se estiraba. El Cholo intentaba darle más aire al equipo con la entrada de Correa por Carrasco, pero unas molestias de Saúl deshacían el cambio y era el canterano el sustituido, un giro de guión, como en Matchpoint cuando Woody Allen decidía el destino del final de la película haciendo el símil con una pelota de tenis que al dar en la red, cae en el lado correcto.

Guidetti tiraba una contra a las nubes cuando lo mejor lo tenía para marcar, respiraba el Calderón. La segunda contra, magníficamente llevada por el Celta si acababa dentro, el delantero sueco volvía a marcar en el Calderón. En este momento los agoreros vendían al equipo, al entrenador y al Mono Burgos, a Indi y a la fiel afición colchonera, incluso algunos querían vender el estadio y el escudo, de hecho ya lo han hecho.

Con 10 minutos por delante, el Atleti lejos de tirar por la heroíca empezó a jugar, Gameiro reemplazaba a Torres y Correa, como ya hizo en el partido del Camp Nou, empezaba a tirar regates, paredes y centros por todo el frente de ataque.

Carrasco volvía a tirar al muñeco, el run run del Manzanares, empezaba a rondarle. a Carrasco le pesa su gran calidad, que hace que todo el mundo espere mucho más de él, y le pesa sobre todo su individualismo. Pero como hemos comentado antes, el guión le tenía reservado un papel principal. Un cabezazo de Lucas era despejado por la defensa a la frontal del área. Allí el belga, a la manera de un actor de la nouvelle vague francesa, interpretaba una gran y elegante volea que se alojaba en las redes de la portería del fondo norte. Yanick marcaba el empate y se reconciliaba con la afición, con su partido y con él mismo. Jugador más que válido para este Atleti.

Quedaban 5 minutos pero el Atleti sólo necesitó 2 más. Otra jugada de Correa por la derecha, dejada de Gameiro y gol de Griezmann, remontada completada, alegría en la afición y Gameiro se desquitaba de la clarísima ocasión que había tenido poco antes. Simeone corría a celebrarlo con los jugadores. El muerto volvía del hoyo y se devolvían las flores a la funeraria. El Atleti sigue vivo y le queda lo mejor de la temporada, ahora viene la eliminatoria del Leverkusen, donde tendrán que seguir teniendo la misma fe.

 

 

Anuncios

Written by eulogiogarate

febrero 15, 2017 at 7:08 pm

Publicado en Fútbol

Tagged with , , , ,