El rincón del rojiblanco

Blog deportivo para hablar de fútbol, ciclismo y otros deportes

Posts Tagged ‘Adriano

El sueño se desvanece

leave a comment »

El Atlético de Madrid ha perdido por 4-1 en su visita al Camp Nou. El Atleti llegaba a la ciudad condal con el propósito de dar un golpe a la liga y pasar de candidato casual a candidato firme a la lucha por el título. Pero la derrota le pone a 9 puntos de un equipo que no parece tener ganas de aflojar y que va camino de batir todos los records de la liga, demasiado quizá para una escuadra bien armada, bien entrenada, pero que, simplemente, no puede competir con este mastodonte que consigue 46 puntos de 48.

Avisaba el Cholo a sus jugadores antes de su visita a Barcelona de que no podían dejar la mala imagen y el mal juego que mostraron en el Bernabeu, la afición merecía algo más que lo que ofrecieron en el estadio de Chamartin. Era una oportunidad única para redimirse, visita al campo del líder, escenario de campanillas y lentejuelas para mostrar que este equipo es algo más que un simple animador de la liga.

Nada más iniciarse el partido los jugadores rojiblancos dieron síntomas de haber entendido el mensaje. Crearon una tela de araña en la zona de elaboración del Barça de hasta 5 hombres, Diego Costa bajaba para tapar a Busquets y Messi era desconectado totalmente de sus compañeros en una tarea labrada a la perfección por Mario y Gabi. El Atleti presionaba la salida del balón, Diego Costa llegaba a todo y entre él y Koke sacaban las contras con mucho peligro. Koke, escorado a la derecha, ponía un preciso centro que Falcao, desafiando la ley de su infalibilidad cabeceaba al palo. No fue el único aviso. Un saque de falta sacado con celeridad por Gabi, dejaba a sólo a Falcao con metros por delante, su último control hizo que llegara forzado a un remate que cruzó demasiado. El Atleti asustaba y dominaba en un campo dónde el anfitrión no suele sacar aperitivos ni dejar pasar al baño a sus invitados. A la tercera fue la vencida, el Atleti se metió hasta la cocina, enésimo robo de Diego Costa, que estaba manejando el partido como quería, pase a Falcao que tras un gran desmarque pone rumbo hacia la portería y pone el balón en la red picando la pelota de manera exquisita a Valdés. en una definición de crack mundial.

El Atleti se ponía por delante dejando un poso de equipo grande y perfectamente trabajado. El todopoderoso Barça no había pisado el área contraria, Messi estaba desparecido, el Barça tenía la posesión pero el Atleti estaba comodísimo en el campo. Hasta que una internada de Adriano por la derecha terminaba con una parábola a la escuadra ante la que nada pudo hacer Courtais. El Barça marcaba en su primer disparo a puerta en el minuto 37, el Barça ponía las tablas en el marcador a pesar de seguir sin pisar el área atlética.

Al filo del descanso, una tremenda indecisión de la defensa atlética y un mal despeje de Juanfran en mala posición tras un corner, ponían en bandeja un balón a Busquets que el de Badía resolvía con gran sangre fría. Al Barça no le hizo falta fútbol preciosista ni paredes imposibles para ponerse por delante, ni siquiera le hizo falta una pizca del talento de Messi. Para colmo, Filipe Luis se lesionaba y tenía que dejar el terreno de juego al descanso. El sueño se convirtió en pesadilla en apenas 8 minutos.

En esa manía tan de moda de personalizar en figuras y no en colectivos, en destacar al jugador, y no al equipo, el partido se presentaba en todos los medios como un duelo entre Messi y Falcao, los dos máximos goleadores de la liga y cara visible de ambos equipos. Falcao le había ganado la partida a Messi en la primera parte, pero se iba por detrás. En el fútbol son muy importantes los detalles y en la primera parte casi todos sonrieron al Barça.

Salió el Atleti tras el descanso sin haberse recuperado del golpe moral recibido al final del primer tiempo, al que se le unió el bajón físico de un equipo que lo había dado todo y que se enfrentaba al eterno rondo blaugrana en el que sin fuerzas te conviertes en un espectador a pie de campo. El juego del Atleti requiere de mucho despliegue físico y se hace muy difícil cuando el equipo contrario no te deja ver el esférico. Salió el Cata Díaz por Filipe, se situó en el lateral derecho pasando a Juanfran al izquierdo, movimiento que quizás se repita el viernes contra el Celta aunque es probable que el Cholo le dé la alternativa al joven Manquillo. El Cata estuvo muy blando en un balón dividido que perdió con Alexis Sánchez, el chileno vio a Messi desligarse de unos perseguidores habituales ya algo cansados, el argentino apareció en el partido para cerrarlo, un disparo depositado con dulzura a la base del palo izquierdo, fuera del alcance de Courtais, se convertía en el 3-1.

El Atleti, tal y como le pasó en el Bernabeu se quedó sin fuelle, alguna incursión de Juanfran o algún balón parado fueron las únicas noticias que se tuvieron de los rojiblancos en la segunda parte. Mientras el Barça con el partido en su terreno, dominaba a placer y daba la sensación de no querer hacer mucha sangre, Iniesta y Busquets seguían con su melodía particular. Quiso cambiar algo el Cholo metiendo a Adrián por Mario y a Tiago por un desfondado Diego Costa, pero el Atleti fuera del partido seguía sin dar con la tecla.

Messi puso la puntilla en una inexplicable pérdida de Godín que quiso dejar un taconazo para la galería en las postrimerías del partido y que supuso el 4-1. La pulga apenas apareció en el partido y se fue con dos goles, es lo que tienen este tipo de jugadores.

El Atleti encontró en el pitido final un asidero al que agarrarse, el sueño había durado 30 minutos pero se desvaneció en un zurdazo impresionante de Adriano. De nada sirvió su buena disposición y su trabajo en la primera parte. Dos bocados bastaron a los azulgrana para llevar el partido donde querían y dominar a placer a un rival que les puso las cosas difíciles.

El Atleti tiene el viernes su último partido de un año fantástico. Un partido que debe ganar y volver a demostrar que las derrotas ya no le hacen el daño de años atrás y que no es el equipo pusilánime que se achicaba al primer revés. El equipo rojiblanco debe seguir en la senda trazada durante todo el año, la recompensa puede ser una primera vuelta increíble, con una proyección de puntos como hace tiempo no veía. A pesar de desvanecerse el improbable sueño de la liga, tiene motivos para seguir creciendo como equipo.

Anuncios

Written by eulogiogarate

diciembre 16, 2012 at 11:51 pm