El rincón del rojiblanco

Blog deportivo para hablar de fútbol, ciclismo y otros deportes

Ingenua insolencia

leave a comment »

960424-15760982-640-360

El Atlético de Madrid ha ganado esta noche en su estadio al Espanyol por 1-0, de esta manera, ya son 13 partidos ganados de 13 jugados en casa esta liga, unos números inmaculados como local que evidencian el romance de este equipo con su hinchada y con su estadio. En un partido duro por parte de los dos equipos, el Atleti ha logrado los 3 puntos a pesar de jugar una parte con 10 jugadores, agarrado sobre todo a un gran Diego Costa, un jugador que se está convirtiendo en la gran revelación de la liga y en el jugador más importante de un Atleti que se resiste a abandonar la segunda posición y que sigue con números de record.

Saltaba el Atleti al césped del estadio de la orilla del Manzanares con su equipo de gala, tras haber quedado eliminado el jueves frente al Rubin Kazan en una competición que no se ha tomado tan en serio como el año pasado, lo que ha genrado debate entre la prensa y afición atlética, entre la que hay gente a la que no ha gustado que no se tome en serio una competición que tantas alegrías le ha dado. Saltaba el Atleti a recibir a un Espanyol más amigable que nunca, con jugadores que forman parte de la historia reciente de la entidad y que dejaron gran recuerdo como Simao, o no tan buenos como Petrov y Capdevila, y con un entrenador que estuvo un tiempo en la casa, Javier Aguirre, que más allá de los gustos por sus métodos, demostró honradez y consiguió resultados en el Atleti, un hombre que siempre podrá volver con la cabeza alta al Calderón.

Comenzó el partido y swe barruntaba que se iba a ver Atleti de todo el año, mucha presión, buena defensa y el ataque decantado hacia su lado izquierdo, pero sobre todo, juego directo y la aparición una y otra vez de Diego Costa. El brasileño, al que quisieron convertir desde muchos sectores de la prensa en un jugador provocador, malencarado y sucio, está completando una grandísima campaña, desde su figura de ingenua insolencia, está sabiendo canalizar toda su garra y carácter en bien del equipo. El equipo lo buscaba una y otra vez, convencido que siempre llegaría, que sus carreras siempre serían beneficiosas para el equipo, su desequibrio rompió al Espanyol durante todo el partido. En una jugada sin aparente peligro, una prolongación de Falcao con la cabeza en la que la defensa del Espanyol tenía mucha ventaja, se convirtió en ocasión por la fé y rapidez de Diego Costa, que sacandole 10 metros en 11 al defensa logró llegar y sólo la falta de Casilla abortó la ocasión de gol.

Con un Falcao espeso en la primera parte y un Arda gris, en la línea de sus últimos partidos, todo se fiaba a las apariciones de Costa, que durante los primeros 45 minutos forzó dos amarillas, en otra dejada de Falcao Costa metió la directa hacia la porteria y Hector Moreno cometía penalty, saldado con una discutida amarilla ya que Diego Costa se quedaba sólo ante el portero. El penalty lo anotó con su habitual sobriedad Radamel Falcao, marcando su gol 21 en liga. Dos corners botados fenomenalmente por Koke y peinados por Tiago supusieron la otra vía de peligro del equipo colchonero, el portero espanyolista se mostró muy seguro y las jugadas no cristalizaron, del Espanyol hubo pocas noticias durante la primera parte, sólo Sergio García jugando entre líneas logró llevar algo de intranquilidad a la defensa atlética.

Con el partido controlado y el árbitro a punto de mandar a los jugadores al vestuario, una acción de Gabi se convertía en una estricta segunda tarjeta amarilla, más viendo el criterio del árbitro a la hora de no expulsar a Moreno. Con el sabor agridulce de la victoria pero sabiendo que habría que jugar la segunda parte con 10, jugadores se llegó al descanso.

En la reanudación, lejos de ver a un equipo miedoso y encerrado atrás para aguantar el resultado, como podría haberse hecho hace relativamente poco tiempo, el Atleti salió a morder más si cabe, Arda retrasó algo su posición y consiguió entonarse, aunque rozó la expulsión en una jugada bastante más clara que la de Gabi, el Atleti salía con peligro liderado por su ingenuo insolente, Diego Costa volvía a desequilibrar y sus galopadas hacían daño de verdad, sólo podía ser parado en faltas el que es el jugador que más faltas sufre por minuto de toda la liga. A su exhibición se unió Falcao, que logró leer el partido mejor que nadie, descolgándose del área y dandole respiro al equipo cuando Diego Costa daba síntomas de cansancio. Simeone quiso equilibrar al equipo tras la expulsión sacando a Mario de compañero de un gran Tiago por un Koke que no tuvo una de sus mejores tardes. El Atleti con 10 seguía dominando el partido, del Espanyol poco o nada se sabía a pesar de su superioridad, Sergio García seguía siendo el único jugador que daba algo de sentido al juego, tampoco ayudaron los cambios, ni Longo ni un Petrov desdibujado lograron inquietar a un algo inseguro pero cada vez más valiente Courtais.

Una internada de Diego Costa por la izquierda zafándose de cuantos defensas le salieron al paso, era culminada con un centro al que Falcao no pudo llegar en el que pudo ser el 2-0, Falcao recibía un servicio de Arda pero su regate se le fue largo y fue atrapado por un Casilla muy atento durante toda la noche. El Espanyol tenía algo más la pelota pero apenas creaba peligro, sólo una mala salida por alto de Courtais inquietaba a la parroquia rojiblanca. Salió el Cebolla por Arda y Raúl García por un Diego Costa despedido con honores por una afición agradecidísima por partido y por su temporada. Le dio tiempo a Falcao para, en otro gran movimiento de delantero, aprovechar una dejada de Arda con la cabeza para plantarse sólo delante de Casilla, su vaselina la intuyó Casilla que no se venció y logró atajar la pelota. El Cebolla aprovechaba un pasillo de la defensa pero su disparo no fue bueno.

En los últimos minutos, el Espanyol apenas lo intentó a balón parado, el Atleti, animado por una afición jaleada por Simeone, en un gesto que se está haciendo característico en los últimos minutos del Calderón, terminaba el partido en el área rival jugando con 10, con incontables combinaciones de Falcao, Mario y Raúl García, un disparo de éste último salía cerca del poste.

El árbitro pitaba el final y el Atleti sigue con su increíble record en el Calderón, el tercer puesto parece que está asegurado, el segundo sigue siendo un sueño y el liderato una quimera viendo el curriculum del Barça en esta liga. El equipo rojiblanco sueña esta semana con alcanzar la final de la Copa del Rey, una final de campanillas frente a uno de los mastodontes del fútbol español, donde el Atleti puede lograr otra afrenta de las que estaba acostumbrado hace años a realizar y que ya quedan en el recuerdo, una final contra Madrid o Barça en lucha por romper el duopolio. Antes queda una durísima prueba en un campo caliente y donde se ha creado una gran rivalidad (en algunas ocasiones malsana). Un partido que pondrá a prueba a este equipo, pero el Atleti ha sabido saber sobrellevar este tipo de ambientes, hay que confiar en él, y menos cuando un jugador en el estado de gracia de diego Costa, ese adorable ingenuo insolente, está de tu lado.

Anuncios

Written by eulogiogarate

febrero 24, 2013 a 11:48 pm

Publicado en Fútbol

Tagged with , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: